23 may. 2010

JOHN LOBB

Las grandes cadenas internacionales han traido algunas cosas buenas, pero otras muy malas. Una de ellas es la renuncia que hemos hecho desde hace unos años al buen trato de las prendas de vestir. Ya no nos importa la calidad de un traje o el material de una camisa. Prácticamente nos basta si el diseño nos favorece, porque sabemos que en poco tiempo, cualquier prenda pasará a mejor vida. John Lobb en cambio nos muestra un mundo al que nunca debimos renunciar: descubre cómo se mima cada segundo de la fabricación de un buen zapato de verdad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...